La-X – Gente con la música por dentro

Vivir con Hipotiroidismo

Hipotiroidismo

El tiroides es una glándula localizada en la parte anterior del cuello donde se fabrican las hormonas tiroideas. El ritmo de producción de esta “fábrica” está controlado por otra hormona, llamada TSH (hormona estimulante del tiroides), cuya función es que las hormonas tiroideas estén en los valores adecuados.

Si el tiroides comienza a fallar, el cuerpo trata de decirle que trabaje más, y para eso aumenta la cantidad de TSH. A veces con esto es suficiente para mantener los niveles de hormonas tiroideas dentro de la normalidad. Sin embargo, en otras ocasiones, y a pesar de todo este esfuerzo, las hormonas tiroideas comienzan a disminuir, dando lugar a la aparición de síntomas y a lo que se conoce como hipotiroidismo.

¿Cuáles son los síntomas?

Cuando los niveles de hormona tiroidea están bajos, las células del cuerpo no pueden recibir suficiente hormona tiroidea y los procesos corporales comienzan a funcionar con lentidud. A medida que el cuerpo comienza a funcionar con lentitud, usted podrá notar que siente más frío y se fatiga
más fácilmente, que su piel se reseca, que tiene tendencia a olvidarse de las cosas y a encontrarse deprimido y también comienza a notar estreñimiento. Como los síntomas son tan variados, la única manera de saber con seguridad si tiene hipotiroidismo es haciéndose las pruebas de sangre.

¿Cómo se diagnostica?

  • Exámenes de sangre. Hay dos pruebas de sangre que se utilizan en el diagnóstico de hipotiroidismo.
  • Prueba de la TSH (hormona estimulante de la tiroides). Esta es la prueba más importante y
    sensible para el hipotiroidismo. Esta prueba mide la cantidad de tiroxina (T4) que se le pide producir a la tiroides. Una TSH anormalmente alta significa hipotiroidismo: Se le pide a la
    tiroides producir más T4 porque no hay suficiente T4 en la sangre.
  • Prueba de T4. La mayoría de la T4 en la sangre se encuentra unida a una proteína llamada
    globulina ligadora de tiroxina. La T4 “ligada” no puede penetrar en las células del cuerpo.
    Solamente un 1% a 2% de la T4 en la sangre se encuentra sin ligar (“libre”) y puede entrar en
    las células. La T4 libre y el índice de T4 libre son pruebas simples que miden la cantidad de
    T4 sin ligar que se encuentra en la sangre, disponible para entrar en las células.

En algunas ocasiones, y especialmente en el caso de las personas mayores, el hipotiroidismo puede pasar inadvertido, ya que los síntomas pueden no ser tan evidentes o ser atribuidos al
envejecimiento. Por tanto, debemos estar atentos y acudir al médico ante cualquier duda, ya que un diagnóstico y un tratamiento adecuado consiguen mejorar la calidad de vida.

FUENTE: American Thyroid Association ®

 

 

Like this Article? Share it!

About The Author

Leave A Response